Varios / Artículos Concejales

La responsabilidad de intentarlo y saber decir no

**Artículo de opinión del portavoz del Grupo Municipal Socialista, Daniel de la Rosa, publicado hoy 28-12-2016 en el periódico El Mundo-El Correo de Burgos

La responsabilidad de intentarlo y saber decir no

28 de Diciembre de 2016 Leído 741 veces

Después de las elecciones municipales de 2015, en las que el PP perdió cinco concejales y la mayoría absoluta, C’s tuvo la oportunidad de que la ciudad tuviera un nuevo gobierno municipal; sin embargo tres de sus cuatro concejales electos decidieron votar a la Sra. Bañeres como alcaldesa mientras que la cuarta se abstuvo, provocando así la reelección del Sr. Lacalle como Alcalde, a pesar de obtener solo 10 votos frente a los 13 de un servidor.

Desde entonces, los concejales socialistas hemos interiorizado que mientras no pudiéramos obtener los apoyos suficientes para gobernar, no íbamos a contribuir a parar la ciudad. Por eso durante el tiempo que llevamos de mandato municipal, hemos ejercido una oposición exigente, útil y responsable, logrando desarrollar en el seno del Ayuntamiento los compromisos que adquirimos con nuestros vecinos, alcanzado acuerdos con todos los grupos políticos municipales. Lo hemos demostrado también decidiendo sobre los instrumentos más importantes del Ayuntamiento: El presupuesto, las ordenanzas, los consorcios…

Pero era evidente que no íbamos a desaprovechar la oportunidad de demostrar desde el gobierno lo que estamos haciendo desde la oposición, si aquellos que impidieron el cambio en 2015 lo posibilitan año y medio después. Y ese momento llegó el pasado 11 de noviembre, cuando C’s hace público su malestar con el equipo de gobierno y su deseo de llegar a un acuerdo con PSOE e Imagina para presentar una moción de censura contra Lacalle. El único requisito era que previamente los dos grupos de izquierda llegaran a un acuerdo al que posteriormente se sumarían los concejales de la formación naranja.

Desde las elecciones municipales hasta el Pleno de constitución, las distintas formaciones políticas tuvimos 20 días para conformar un Gobierno. El PSOE, a sabiendas de que el proceso para la moción de censura propuesto por C’s no se podía demorar indefinidamente, también fijó un plazo para conseguir un nuevo acuerdo, concretamente el doble del que tuvimos para alcanzar un acuerdo hace año y medio, 41 días. El acuerdo entre PSOE e Imagina se logró en una semana. No obstante, ya teníamos la experiencia del pacto para la investidura por lo que no nos resultó difícil reeditarlo. En apenas 7 días les dimos traslado de un programa de gobierno serio, para dos años y medio, que proporcionaba mayor estabilidad institucional y mayor gobernabilidad ya que el nuevo Gobierno estaría respaldado por 16 de 27 concejales.

Durante las tres semanas siguientes estuvimos esperando la respuesta de C’s al preacuerdo entre PSOE e Imagina. Mientras tanto, desde la formación naranja se ofreció todo un carrusel de declaraciones contradictoras entre distintos responsables políticos. El grupo municipal de C’s señalando al Comité Ejecutivo Nacional como el órgano que tenía que decidir sobre la moción en Burgos. El Sr. Rivera diciendo que es un tema que tenía que resolverse desde la dirección regional con los concejales de Burgos. La dirección regional echando balones fuera y concertando una reunión en Valladolid entre la Sra. Bañeres y el Sr. Lacalle… Finalmente la respuesta de C’s al preacuerdo entre PSOE e Imagina no se produjo. En cambio, lo que sí que se produjo fue el anuncio de C’s de que suspendían la moción de censura para hacerle una contrapropuesta al Sr. Lacalle y al PP que garantizara la gobernabilidad del Ayuntamiento. C’s pasó en apenas unas semanas de querer echar a Lacalle a querer gobernar con él. Algo inaudito. Surrealista.

El PSOE es un partido serio y responsable que cumple, siempre, sus compromisos. Quisimos darle una oportunidad a la moción de censura que nos propuso C’s, y establecimos un plazo más que razonable para lograr un acuerdo. Suspendimos las negociaciones con el PP sobre el presupuesto municipal de 2017 para posibilitar que su aprobación se produjera con un nuevo gobierno de cambio progresista presidido por un nuevo alcalde. Pero finalizado el plazo que nos dimos y ante la contradicción permanente de C’s, planteando que alarguemos unos meses la inestabilidad municipal hasta comprobar si Lacalle, ahora sí, les toma en consideración o no, dimos por zanjado este proceso.


Daniel de la Rosa Villahoz
Portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Burgos