Varios / Artículos Concejales

¿Merece la pena mantener el nivel de exigencia? Por la ciudad sí, merece la pena.

**Articulo publicado por el portavoz del Grupo Municipal Socialista, Daniel De la Rosa, en el periódico digital www.burgosconecta.es el 21 de enero de 2017.

¿Merece la pena mantener el nivel de exigencia? Por la ciudad sí, merece la pena.

21 de Enero de 2017 Leído 126 veces

Después de varias semanas estudiando la exigente propuesta que vinculamos los socialistas para facilitar con nuestro voto la aprobación de un nuevo presupuesto para nuestra ciudad, el equipo de Gobierno accedió a suscribirla íntegramente el pasado jueves.



Durante todo este tiempo me ha llamado poderosamente la atención las diferentes opiniones que ha suscitado nuestro planteamiento. La primera de ellas la de aquellos que dudan de lo que debe hacer una formación como el PSOE, en un escenario institucional como el actual, ante la aprobación de un presupuesto, que supone el principal instrumento de planificación sobre las actuaciones a realizar en un año.

Los socialistas de Burgos siempre hemos demostrado nuestra voluntad de gobernar la ciudad, nuestra voluntad pero también nuestra capacidad. A las pruebas me remito que si de nosotros dependiera, tanto en el Pleno de constitución como hace a penas poco más de un mes con el proceso de moción de censura planteado por C's, supimos estar a la altura agotando todas las posibilidades para lograrlo. Pero no, no gobernamos. Obtuvimos 7.816 votos menos que el PP, y C's por dos veces nos retiró su apoyo para cambiar el gobierno de esta ciudad.

Si hay una máxima que ha interiorizado el grupo municipal socialista en este mandato es que mientras no podamos gobernar, mientras no nos permitan gobernar, vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano con nuestros 7 concejales para trasladar a la acción institucional nuestros compromisos con los vecinos y nuestras prioridades para la ciudad, a través de una oposición muy exigente a la vez que útil. Por eso en poco más de año y medio hemos sido decisivos en las decisiones municipales más relevantes : presupuestos, ordenanzas fiscales, consorcios...

Ninguna formación política por sí sola tiene capacidad de aprobar el presupuesto municipal. Ante esta situación solo hay dos opciones: apostar por la irrelevancia o apostar por el protagonismo. Los socialistas preferimos ser protagonistas.

Otra de los debates que se han producido es el de si teníamos que ser flexibles o no con nuestro planteamiento. Los socialistas siempre vamos a ser flexibles y ceder por nuestra ciudad, por nuestros vecinos, anteponiendo los intereses de éstos a los partidistas. Otras formaciones lo dicen de boquilla, nosotros lo demostramos con hechos. Pero ceder por la ciudad no implica tener que flexibilizar la exigencia con el PP, eso nunca.

PP y PSOE somos dos formaciones antagónicas. A pesar de eso, los socialistas somos conscientes de la necesidad de que para el Ayuntamiento funcione, tenemos que llegar a acuerdos con todas las formaciones en una corporación tan plural como la que tenemos estos años en Burgos, también con el equipo de Gobierno. Pero llegar a acuerdos no significa renunciar a las posiciones.

El 16 de septiembre de 2016 dimos traslado por escrito de la propuesta que los socialistas vinculábamos al presupuesto de 2017 al equipo de Gobierno. Fuimos muy claros y concisos: si se acepta la propuesta, facilitaremos la aprobación de un nuevo presupuesto. Y los socialistas siempre, siempre cumplimos nuestra palabra, con nuestros vecinos y también en las negociaciones que sostenemos con nuestros adversario políticos. La propuesta de septiembre incluía una veintena de exigencias que hemos mantenido hasta el final, y que el Alcalde suscribió el jueves pasado.

Por último, lo más curioso ha sido comprobar como la mayoría de la atención sobre nuestro planteamiento se centraba en una de las veintiuna clausulas que incorporaba. Me refiero a nuestra exigencia que ya recogía el documento en septiembre, sobre la necesidad de que las Juntas de Distrito estuvieran correctamente constituidas antes del 31 de diciembre según lo que establece el reglamento aprobado por el Pleno a propuesta del PSOE.

En los meses que restaban para finalizar el año, dicha responsabilidad pasó a manos de un nuevo concejal delegado de participación ciudadana, el Sr. Antón Quirce, en sustitución de la Sra. Conde, que era con la que habíamos negociado nuestro modelo de distritos y su reglamento. Demostrado el hecho de que las Juntas de Distrito no estaban constituidas a 31 de diciembre y que el proceso para su constitución no había respetado lo que se establece en el reglamento, el pasado 5 de enero le hicimos ver al Alcalde que para lograr una correcta constitución y desarrollo de los distritos, había que sacar de la ecuación el elemento fundamental por el cual había fracasado en dar cumplimiento a nuestra exigencia presentada ya en septiembre: el Sr. Antón.

Es por esto que el Alcalde haya accedido a retirar a Antón al frente de los distritos para desbloquear la situación y volviera a otorgar a Conde esa responsabilidad.

A pesar de lo importante que es contar lo antes posible con esas Juntas de Distrito correctamente constituidas, lo especialmente relevante de nuestro planteamiento para el presupuesto no era esto, sino lo que implica en su conjunto para la ciudad, una vez que el Alcalde lo ha suscrito íntegramente.

La aceptación del equipo de Gobierno de las condiciones exigidas por el PSOE para facilitar con su voto la aprobación de un nuevo presupuesto en el Ayuntamiento de Burgos supone una nueva oportunidad de desarrollo para esta ciudad dando respuesta a las necesidades inmediatas de nuestros vecinos. Los socialistas hemos incrementado en más del doble las inversiones que incorporará en el presupuesto municipal de 2017 respecto al ejercicio de 2016. 15,8 millones en comparación a los 6,65 millones que logramos el año pasado.

La mayoría de ellas suponen la continuidad sobre los anteproyectos y proyectos aprobados el año pasado gracias al PSOE, así como las segundas fases sobres las obras ya impulsadas por los concejales socialistas a lo largo de 2016. Era prioritario que aquellas actuaciones que a iniciativa nuestra han empezado a corregir agravios históricos en materia de inversión con determinados barrios de la ciudad, tengan su continuidad en un nuevo presupuesto: San Juan de los Lagos, Villatoro, Gamonal, Villalonquéjar, San Cristóbal, San Julián, la Ventilla...

Respecto al compromiso del PSOE de reforzar los servicios municipales y concretamente los programas de asistencia social del Ayuntamiento, más allá de los 668.000 € que ya logramos incrementar el año pasado, este nuevo presupuesto contará con un incremento a mayores del 2% en el global de las partidas de gasto social, y una partida de 500.000 € para la incorporar nuevas viviendas sociales al parque municipal, dado que aún son muchos los burgaleses que necesitan del apoyo de su administración más próxima para vivir dignamente.

Por otro lado, entre las exigencias que hemos logrado está la de la creación del Servicio Municipal de Empleo en 2017, una reivindicación que los socialistas han mantenido desde el inicio del mandato y que supone una apuesta decidida por priorizar desde el Ayuntamiento el principal problema de nuestros vecinos, el desempleo y la precariedad laboral. Además, los socialistas comprometemos la mejora de otros servicios públicos municipales con medidas como las convocatorias de oposiciones y concursos correspondientes a la oferta de empleo público, la creación de varias plazas como el director del área de comunicación vinculada a la aprobación de un nuevo reglamento para la adjudicación de la publicidad institucional con criterios objetivos, etc.

Estas son algunas de las 21 clausulas que hemos incorporado en el acuerdo con el equipo de Gobierno. Seguramente algunos piensen si merece la pena exigir tanto desde la oposición para que sean otros los que demuestren su capacidad de cumplir desde el gobierno.

Sinceramente sí, por nuestra ciudad merece la pena.


Daniel de la Rosa
Portavoz del PSOE en el Ayto. de Burgos