Varios / Noticias

“Los socialistas no vamos a renunciar al diálogo y al acuerdo dentro de la legalidad. Se puede y se debe defender el Estado de Derecho pero sin recurrir a lo que vimos ayer”.

“Los socialistas no vamos a renunciar al diálogo y al acuerdo dentro de la legalidad. Se puede y se debe defender el Estado de Derecho pero sin recurrir a lo que vimos ayer”

2 de Octubre de 2017 Leído 125 veces

La Comisión Ejecutiva Municipal del PSOE en Burgos quiere dar traslado a los vecinos y vecinas de nuestra ciudad de la posición que ha mantenido esta mañana la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE ante la gravedad de los hechos acontecidos ayer en Cataluña:

Los socialistas nos reafirmamos en que ayer no gano nadie, ayer perdimos absolutamente todos los demócratas, en Cataluña y en España. Fue un día preocupante para la democracia porque vimos como un Gobierno, el catalán, hacia un llamamiento a la ciudadanía para que se saltara la legalidad que es el sostén de la democracia.

Ayer fue un día preocupante también para la imagen de España en el exterior. No hay más que ver que conclusiones han sacado los medios de comunicación extranjeros. Hoy hay más división, fractura y enfrentamiento no solo en la sociedad catalana sino también en el conjunto de España.

Pero desgraciadamente no es más que una crónica anunciada de un fracaso político. La ausencia de diálogo y de política nos ha traído a esta lamentable situación. La política ha desaparecido hace mucho tiempo de Cataluña: unos se han ido a la calle abandonando la institucionalidad que tiene que tener siempre la política, y otros se han escondido detrás de los jueces y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y así no se resuelve nada. Tenemos un problema grave que no resuelve  ni con llamamientos a movilizaciones, ni a huelgas, ni a subvertir la legalidad, ni con jueces y policías, sino con diálogo, negociación y política.

Esto ha hecho que ayer viéramos incidentes que lamentamos profundamente. Por un lado, ciudadanos votando en una convocatoria ilegal, y por otro las cargas policiales que eran imagen de la impotencia de un Gobierno que ha sido incapaz de impedir la  ilegalidad. Y por ello desde el PSOE se van a exigir las explicaciones y responsabilidades pertinentes. Se puede y se debe defender el estado de derecho pero sin recurrir a lo que vimos ayer.

Para los socialistas ayer no hubo un referéndum, nadie en su sano juicio democrático puede dar validez a lo que sucedió ayer ni mucho menos adoptar decisiones en base a unos resultados ficticios. Por tanto, esa pretensión de declarar una independencia de manera unilateral, no solo es que no tenga ningún tipo de soporte legal o democrático, sino que tampoco lo tiene social y lo único que provocaría es aumentar más el conflicto, el enfrentamiento, la fractura y el abismo.

Lo urgente hoy es recuperar la normalidad democrática, recomponer la convivencia dañada y dar respuestas. Es decir, tenemos un problema de convivencia muy grave que se solucionada con diálogo, negociación y política. El PSOE lleva años pidiendo dialogo en Cataluña. Es imperdonable que Rajoy se quede atrincherado en La Moncloa. Rajoy se tiene que mover.

Los socialistas vamos a estar donde hemos estado siempre: en la defensa del Estado de Derecho, a pesar de este Gobierno, que es sinónimo de defender la democracia y vamos a tender la mano para ese diálogo, esa negociación y esa búsqueda del acuerdo.

Un país no se construye imponiéndose unos sobre otros, sino por un entendimiento entre los distintos. España tiene que ser un país atractivo que diga a la sociedad catalana: aquí hay un proyecto que podemos compartir; aquí convivimos los que nos sentimos de manera diferente; las identidades aquí no se enfrentan, se suman. Hacer lo que algunos pretenden en Cataluña, imponiendo un sentimiento sobre otro, nos lleva siempre al desastre.

Tenemos un problema grave que no se resuelve con movilizaciones en las calles ni con jueces, se resuelve desde la política. Los socialistas no vamos a renunciar al diálogo y al acuerdo dentro de la legalidad, sería renunciar a la concordia y a la esperanza.

El PSOE va a estar cómodo defendiendo el Estado de Derecho si el Parlament lleva a cabo una declaración unilateral de independencia a través de la aplicación de la ley de transitoriedad.

Solo cabe una respuesta por parte de Puigdemont, “no habrá declaración unilateral de independencia, y me sentaré a dialogar.” Los socialistas estamos ya sentados en la mesa del diálogo, esperando a Rajoy, a Puigdemont y al resto de formaciones políticas. Es fundamental que este diálogo entre diferentes empiece lo antes posible.