Acción Social / Noticias

El PSOE vota en contra del Plan de Accesibilidad por todas las “deficiencias” que presenta el documento

El PSOE vota en contra del Plan de Accesibilidad por todas las “deficiencias” que presenta el documento

4 de Diciembre de 2017 Leído 79 veces

La concejala socialista, Mª Mar Arnaiz, lamenta que el Plan no recoge una planificación de actuaciones a llevar a cabo, ni de prioridades a acometer, tampoco de temporalización de las mismas, o de presupuesto estimado necesario.

El Grupo Municipal Socialista ha votado en contra esta mañana, durante la celebración de la Gerencia de Servicios Sociales, del documento del I Plan Municipal de Accesibilidad de la ciudad de Burgos, puesto que aunque es un documento extenso y bien estructurado se queda en un diagnóstico.

La concejala socialista, Mª Mar Arnaiz, lamenta que el Plan no recoge una planificación de actuaciones a llevar a cabo, ni de prioridades a acometer, tampoco de temporalización de las mismas, o de presupuesto estimado necesario.

Por tanto, y tal como señala la edil aunque estamos ante un buen diagnóstico de todos los edificios y viales municipales, no es un Plan de Accesibilidad con actuaciones a desarrollar a corto, medio o largo plazo.

Además, apunta que sólo se encuentra la numeración de unas fases de la 0 a la 4 con una calificación alta, media y baja “que responden a criterios espaciales y no a prioridades”, ya que se inicia por el centro histórico extendiéndose las actuaciones de forma radial.

“No está especificado qué calles, edificios y qué medidas en relación al transporte y a la comunicación se realizarán en primer lugar”, señala Arnaiz.

Además, destaca que se incumplen varios aspectos del Pliego de Prescripciones técnicas. Por ejemplo, el Pliego de Prescripciones Técnicas Particulares recoge en su apartado 2.4 que debe “Identificarse las prioridades de intervención del plan por áreas de intervención, valorando criterios como demanda social, viabilidad técnica y económica, necesidad, número de personas y asociaciones beneficiarias de la acción a realizar, riesgos existentes, coherencia con otras actuaciones planificadas o realizadas”.

Sin embargo, y tal señala la socialista “no hemos encontrado ninguna escala de actuaciones a acometer por grado de necesidad que tuviera en cuenta estas variables en ninguna de las áreas de intervención: ni en urbanismo, ni en edificación, ni en movilidad y transporte, tampoco en relación a la comunicación y a la información. Tampoco un análisis del grado de afectación con otros planes municipales como el PMUS – Plan de Movilidad Urbana Sostenible”.

Con este escenario, la edil recuerda que el propósito principal del PMUS es definir un nuevo modelo de movilidad que permita sentar las bases de una nueva cultura donde se priorice la proximidad y la accesibilidad sobre la movilidad y el transporte.

Además, señala que el Plan tampoco incluye un presupuesto para actuaciones prioritarias.

Otra obligación del adjudicatario que el Grupo Socialista echa en falta es la que se determina en el punto 3.9 del Pliego de Prescripciones Técnicas que dice: “Deberá facilitar los procesos de evaluación de los programas que corresponden realizar a los técnicos municipales, proporcionando la información y documentación necesaria”.
“En la implantación del Plan deben existir herramientas que permitan evaluar grado de cumplimiento”, recalca la edil.

ACCESIBILIDAD COGNITIVA.- Por último, Arnaiz define como “grave” el olvido en el tratamiento de la Accesibilidad Cognitiva. La socialista pone como ejemplo la alegación presentada por Aspanias a este respecto, y señala que no se puede obviar a un grupo importante de población con dificultades de orientación, lectura, comprensión y uso de diferentes servicios.

“Pueden ser personas con discapacidad intelectual, mayores, extranjeros, enfermos mentales o personas con baja formación. Podemos encontrar personas sin ningún problema de movilidad, pero si de percepción cognitiva y sensorial en el acceso a los servicios municipales”, señala.

Arnaiz apunta que no hay ninguna actuación planificada y supone un grave olvido ya que como se estable en el objeto del contrato: “El Plan de Accesibilidad debe ser una herramienta de gestión y planeamiento municipal en el entorno, un instrumento clave y eje vertebrador de las acciones tendentes a que Burgos avance en su concepto de ciudad como espacio para la convivencia de todos y todas, para crear entornos comprensibles, utilizables y practicables por todas las personas en condiciones de seguridad, comodidad y de la forma más autónoma y natural posible, desde un concepto de accesibilidad universal”. Además, en el apartado 2.3 de los Pliegos se establece que el Plan “….debe hacerse con respeto a los principios de accesibilidad universal, procurando que integre….los ámbitos esenciales que afectan a la vida de la persona, en especial de aquellas que tienen mayores dificultades y pertenecen a colectivos con necesidades diferenciadas”

“Por tanto es falso que esta cuestión esté fuera del ámbito del Plan como se ha contestado a la entidad alegante”, concluye Arnaiz.

TERMINOLOGÍA.- Además, destaca que resulta imperdonable que aparezca en alguna ocasión, el término discapacitados en vez de personas con discapacidad o personas con capacidades diversas. Por otra parte señala que tampoco se ha hecho ninguna mención a la web municipal o al servicio de atención ciudadana y a cómo hacerlas más accesibles

Asimismo, Arnaiz apunta que el equipo de Gobierno incumple lo dispuesto en la disposición Adicional tercera del R.D-legislativo 1/2013 que fija el plazo máximo de exigibilidad de las condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación para hoy 4 de diciembre de 2017 en espacios públicos urbanizados y edificaciones, medios de transporte, oficinas públicas, dispositivos y servicios de atención al ciudadano.
Por todo lo expuesto la edil subraya que el Grupo Municipal Socialista considera que el Plan no puede salir a la luz con estas “deficiencias”, y por ello han votado en contra del mismo.

“Este plan es un buen texto técnico para estar en cualquier estante municipal, pero no un Plan a desarrollar que fije en orden de prioridades el qué debe cambiarse, cómo, cuándo y cuánto costaría”, apunta.
ESTUDIO DE MAYORES.- En otro orden de temas, hoy se ha adjudicado el contrato para la elaboración de un estudio de condiciones de vida de los mayores y para la elaboración del Plan Municipal de Mayores. Arnaiz ha señalado que es necesario priorizar al colectivo mayor de 80 años porque en muchos casos se desconocen sus circunstancias.

“Este segmento es muy vulnerable y debe ser una prioridad de esta ciudad saber como se encuentran nuestros mayores”, concluye.