Cargando...

¿Tendremos que dar las gracias al PP por nada?

10 de Septiembre de 2004

¿Tendremos que dar las gracias al PP por nada?

Asistimos en los últimos tiempos a una serie de manifestaciones desaforadas de miembros del Partido Popular que compiten entre ellos por ver quién expresa la opinión más ultranacionalista para paliar la pasividad bovina que hasta ahora han mostrado, quién lanza la invectiva más zafia para desacreditar al PSOE, para tapar la manipulación y mentira permanente en que han estado instalados y quién suelta la reivindicación más exacerbada para disimular la postura de absoluta sumisión en la que se han mantenido y se mantienen bajo sus gobiernos partidarios.

Pero, donde estas posturas llegan a lo grotesco es en Castilla y León, y mucho más en Burgos, donde, salvo en una legislatura, el gobierno lo ha ejercido el Partido Popular con mayoría absoluta. Aquí se produce una reivindicación sobre las infraestructuras físicas y sociales que sorprenden en un partido que ha ejercido el poder casi siempre en estos ámbitos y los últimos ocho años en el Gobierno Central. Veamos las infraestructuras físicas. La única circunvalación hecha, desde hace mucho tiempo, es la de la N.1, realizada por un Gobierno Socialista, la autovía Burgos Madrid realizada en su totalidad por un Gobierno Socialista, la autovía Burgos Palencia y Burgos Valladolid igualmente procede en todo de un Gobierno Socialista. También el proyecto de circunvalación total de la ciudad fue elaborado por un Gobierno Socialista. Por el contrario, en los ocho años de los populares, Burgos ha sido mantenida en la más desoladora orfandad: ni una sola infraestructura se ha hecho realidad. Curiosamente, al final de la última legislatura ha comenzado alguna, incluso en la mitad de lo anteriormente proyectado, como en la circunvalación. O tras largos años de espera y tras cambiar el anterior proyecto de soterramiento, consensuada por todo el mundo, como en el caso del ferrocarril. Pero, además, en todas ellas, poniendo como condición al Ayuntamiento de Burgos ??que aceptó sumisamente- que sufragara gran parte de las inversiones. La única infraestructura de la que se ha dotado a Burgos es la Autovía Villalvilla-Onzonilla, que ostenta varios récords mundiales: es la autovía que menos accidentes naturales salva, la que más se ha tardado en construir por kilómetro y la que más número de inauguraciones ha soportado. Además, es la única que ni comienza ni acaba en los lugares previstos y la más cómoda, pues es la de menor número de usuarios. Es decir, una autovía del P.P. En estas cosas de las infraestructuras ni siquiera nos ha tocado alguna de las obras de arte -esas sí están acabadas- que compró el ministro del ramo en la galería de su nueva pareja. En infraestructuras educativas, también sorprende la actitud del P.P. La Universidad de Burgos, que tantísimo juego da a los populares, se decidió, se proyectó, se licitó, se adjudicó, se financió, se construyó y se dotó de presupuesto para funcionamiento e inició sus labores docentes gracias a un Gobierno Socialista. También es conveniente recordar la universalización de la educación, la universalización de las prestaciones sanitarias, la universalización de las prestaciones de la Seguridad Social, el Pacto de Toledo que fijó la revalorización automática de las pensiones. Incluso, en la oposición, el PSOE tomó iniciativas de gran calado social, como fue la firma de un pacto antiterrorista entre cuyos principios está el que no se use el terrorismo como arma electoral, entre otras cosas para no dar motivos y presencia pública a los terroristas. En fin, señores del P.P., ¿dónde han estado durante sus años de mandato?¿Qué han hecho de efectivo durante todo este tiempo? ¿Qué hemos hecho para merecer esto?