Cargando...

Aparicio engañó a los ciudadanos inaugurando obras inacabadas en periodo electoral

30 de Octubre de 2007

Aparicio engañó a los ciudadanos inaugurando obras inacabadas en periodo electoral

El PSOE denuncia que Aparicio mintió a los ciudadanos cuando, durante las pasadas elecciones, inauguró obras sin que estuvieran finalizadas. El engaño ha salido a la luz durante la celebración, ayer, de la Gerencia de Urbanismo, donde se aprobaron certificaciones de obras incumpliendo la legalidad, pues Aparicio realizó actas de recepción sin que, en realidad, los trabajos hubieran concluido.

Dos ejemplos ilustran el engaño que ha quedado al descubierto: Certificación nº 7 y última de la obra ??Remodelación de Infraestructuras en el Barrio de Villímar?, con fecha 27 de agosto de 2007, por un importe de 51.795,88 ?. La citada obra se terminó en los primeros días del mes de abril, ya que el ACTA DE RECEPCI?N se levantó el 12 de abril de 2007. Es totalmente contrario a la legalidad que una certificación se emita cuatro meses después de haberse recepcionado la obra sin ningún problema. El artículo 145 del Texto refundido de la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas establece que ??las certificaciones se expedirán mensualmente en los primeros diez días siguientes al mes que correspondan?. En consecuencia, la certificación aprobada ayer por la Gerencia se debió emitir en los diez primeros días del mes de abril y no el 27 de agosto y, en todo caso, siempre con anterioridad al Acta de Recepción de la obra. Certificación nº 9 y última de la obra ??Peatonalización de la Calle San Cosme?, de fecha 12 de septiembre de 2007, por un importe de 162.124,69 ?. El ACTA DE RECEPCI?N se realizó el 15 de enero de 2007. Por razones que se desconocen, esta certificación se ha emitido once meses después de haberse procedido a la recepción sin ningún reparo y, por tanto, de haber finalizado la obra. La certificación, de conformidad con la legislación vigente, debió emitirse en los diez primeros días del mes de enero y no el 12 de septiembre. A la vista de estas irregularidades, el Grupo Municipal Socialista concluye que Aparicio sigue anteponiendo sus intereses partidarios al interés general. Por esto, no es de extrañar que el control de las contrataciones de obras y sus certificaciones se realice ahora desde la Gerencia de Urbanismo y no desde la Sección de Hacienda y Contratación de la que antes dependían.