Cargando...

DIÁLOGO

06 de Marzo de 2020

DIÁLOGO

**Artículo de opinión en el semanario Gente

Diálogo es una palabra clave, y por supuesto una palabra que nos han oído decir en numerosas ocasiones a los representantes del PSOE, tanto de Burgos como de cualquier provincia de España, y aunque les puede parecer una palabra manida y desgastada, no lo es. Y es que el diálogo es la clave, lo fue para el Grupo Socialista el pasado mandato y lo está siendo en el actual.

Hace tiempo que las mayorías absolutas terminaron, y en ese tiempo, los ciudadanos también alzaron su voz pidiendo pluralidad en las instituciones, y esa pluralidad es la que nos ha hecho dialogar, aunque haya grupos que todavía se nieguen a ello, y llegar a acuerdos.  Acuerdos que el Grupo Socialista ha demostrado siempre se hacen en aras del interés de los ciudadanos y ciudadanas y dejando de lado los intereses partidistas.

Nos cansamos de repetirlo en el anterior mandato, donde gracias al diálogo el PSOE logró que Burgos saliese de su parálisis y contase con presupuestos para llevar a cabo inversiones para la ciudad. Y lo seguimos repitiendo estando en el Gobierno: el diálogo es la clave para que la ciudad  progrese y avance.

Llegamos al Gobierno a mediados de junio, y en ese tiempo los concejales socialistas no hemos bajado el ritmo y hemos conseguido cambiar la inercia del Ayuntamiento licitando servicios que se prestaban sin contrato, reduciendo los reconocimientos extrajudiciales de crédito, o reduciendo la deuda del pago a proveedores de cinco millones a medio millón de euros.

Pero en este tiempo también hemos hecho del diálogo nuestra bandera, un diálogo en el que hemos estado abiertos a todos los grupos municipales, aunque algunos no quieran escuchar. La primera muestra fue con la tan necesaria ordenanza de movilidad que ha salido adelante con el fin de pacificar el tráfico en nuestra ciudad gracias a la actitud dialogante del grupo Ciudadanos Burgos y del Grupo Podemos con el PSOE.

En estos meses sobre la mesa también ha estado el presupuesto de la ciudad, un documento fundamental puesto que es la hoja de ruta de proyectos e inversiones para el desarrollo de Burgos, y siendo conscientes de que sólo tenemos 11 concejales también quisimos dialogar con todos los grupos municipales.

En este punto de vital importancia para el desarrollo de la ciudad, nos hemos encontrado con el Grupo Municipal de Ciudadanos, con quienes hemos llegado a un acuerdo de presupuestos donde Burgos y sus vecinos y vecinas son la prioridad, y a los que se debe reconocer su compromiso, su responsabilidad y generosidad al poner anteponer la ciudad por encima de su propio interés.  De esta manera, terminamos con tres años continuados de prórroga presupuestaria y proporcionamos al Ayuntamiento la capacidad para acometer las principales actuaciones de mejora que demanda la ciudad.

Como comentaba al principio de estas líneas en un tiempo como el actual donde parece que la confrontación domina el escenario político, en Burgos se han aparcado las diferencias y se ha dialogado para llegar a consensos con el fin de alcanzar las mayorías necesarias para hacer avanzar la ciudad.

En este acuerdo se priorizan las actuaciones de gasto e inversión encaminadas a hacer de Burgos una ciudad con futuro, que se preocupa por las personas y sus necesidades, por la industria y el desarrollo, por el dinamismo y recuperar el protagonismo de la cultura, y en el que se seguirá trabajando por la recuperación de los barrios de Burgos, los grandes olvidados durante los últimos años.

Ahora entra en liza una nueva palabra: lealtad, y es que no podemos olvidar que diálogo y lealtad son palabras que pasean de la mano. Tras lograr algo tan importante para la ciudad como es un acuerdo de presupuesto para este año 2020, ahora se va a demostrar la lealtad del Grupo Socialista que va a trabajar, como ya está haciendo desde el primer día, para que esta  hoja de ruta salga adelante.

Un acuerdo, que en definitiva, beneficia a los ciudadanos y ciudadanas que verán prosperar a su ciudad.