Cargando...

Dos palabras claves: diálogo y consenso

05 de Febrero de 2021

Dos palabras claves:  diálogo y consenso

** Artículo de opinión publicado en el semanal Gente 

Hoy hace justo una semana aprobábamos el II Plan de Crisis y Reactivación Económica para la ciudad de Burgos; si bien en el primero hubo unanimidad, en esta ocasión no ha sido así, y el Partido Popular se ha autoexcluido del acuerdo, primando sus intereses partidistas sobre el interés general.

 

Hemos celebrado múltiples reuniones, tanto con los distintos partidos políticos como con organizaciones sindicales, Federación de Empresarios, Cámara de Comercio, Federación de Hostelería y Asociaciones de Comerciantes, entre otros. Hemos ido modulando el borrador con las aportaciones planteadas por unos y otros, llegando a un documento de líneas generales de ayudas a distintos colectivos que están sufriendo graves consecuencias económicas derivadas de la pandemia.

Pero la semana pasada en nuestra ciudad no se votó pensando en superar esta crisis, se optó por el tacticismo y el cortoplacismo quedando demostrado, una vez más, que no hay ninguna voluntad de dialogar ni siquiera cuando hablamos de poner nuestro granito de arena a una situación tan complicada como la que estamos viviendo. 

Y es que esta forma de actuar solo nos lleva a pensar que el principal partido de la oposición, el PP, ya ha dado el mandato por perdido y ha comenzado su particular camino hacia la siguiente cita electoral,mientras los ciudadanos siguen esperando respuestas y soluciones a sus problemas. 

Pero no ha valido con votar en contra de nuestros vecinos/as, tras esto llegó el momento de salir a la escena de las redes sociales y de criticar de nuevo al equipo de Gobierno. Y la única verdad es que aunque todos hubiésemos querido destinar más recursos y más medidas una cosa es querer y otra poder, y lo que hemos hecho ahora es plantear, dentro de la medida de nuestras posibilidades, un plan ambicioso con medidas reales. 

Por ello, y aunque busquemos hacer un análisis más sesudo es todo más simple, y es que el principal partido de la oposición ha votado una vez más, y ya hemos perdido la cuenta, en contra de ayudar a los burgaleses. 

Y no vale decir, como siempre, que el equipo de Gobierno impone, puesto que no es verdad estamos abiertos al diálogo y lo hemos estado siempre, y como muestra un botón: cuatro grupos municipales han apoyado un Plan de Crisis que solo ha votado en contra el Partido Popular. 

No nos engañemos, ahora mismo el equipo de Gobierno tiene mayoría absoluta y podría haber impuesto su criterio y haber pasado, como les gusta decir en el PP, su rodillo, pero nunca hemos trabajado así y no los vamos a hacer ahora. Siempre hemos estado a favor del diálogo y ahora más que nunca puesto que el diálogo es fundamental.

Debemos descartar la crítica por la crítica, les pedimos que se dejen de mirar a ellos mismos y a su futuro y piensen que fuera del número 1 de la Plaza Mayor hay vida. Una vida marcada, en estos momentos, por una pandemia que ha llenado nuestra vida de restricciones y nos ha sumergido en una crisis económica cuyas consecuencias son difíciles de calibrar.

Pero nuestra otra realidad, con la que lidiamos día a día, para sacar adelante proyectos para esta ciudad es la de tener en frente a un Partido Popular que ha cambiado la línea moderada de su anterior portavoz por una posición bronca, y esto, siento decirlo, es una línea de acción totalmente destructiva para la ciudad. 

Lo que Burgos necesita es que en el Ayuntamiento prime el diálogo, independientemente de colores políticos, porque planes como el que se aprobaron el viernes son un pequeño salvavidas para nuestros ciudadanos. Así que seguiremos cumpliendo con nuestro deber, y trabajando intensamente en favor de la ciudadanía de Burgos.