Cargando...

El alcalde, Daniel de la Rosa, presenta un nuevo modelo energético para Burgos basado en las energías renovables

13 de Mayo de 2020

El alcalde, Daniel de la Rosa, presenta un nuevo modelo energético para Burgos basado en las energías renovables

El alcalde, Daniel de la Rosa, ha presentado este miércoles el proyecto de Burgos Ecoenergías que permitirá implantar en Burgos una red de calor que apuesta por las energías renovables, y abandonar los combustibles fósiles.

El objetivo tal y como ha explicado el regidor es generar una red de calor urbana apostando por una evolución en el consumo de energía más sostenible. Un proyecto que como ha explicado De la Rosa encaja a la perfección dentro de los objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y que se verá plasmado en un protocolo de actuación que se firmará en las próximas semanas.

De la Rosa ha recordado que esta iniciativa ya estaba contemplada en el proyecto electoral del PSOE, con el fin último de que la ciudad se abra a las energías renovables.

 Asimismo, ha explicado que se comenzará a actuar en las zonas más antiguas de la ciudad como por ejemplo el barrio de Gamonal.

De la Rosa ha señalado que en una primera fase el proyecto llegará a 600 edificios de viviendas de la ciudad y a otros 200 de uso terciario en un primer plazo estimado de seis años, donde se estima la creación de 150 empleos.

Además, ha añadido que inicialmente está prevista una inversión de 50 millones de euros, y se prevé la reducción de 60.000 toneladas de emisiones de CO2.

Además, ha destacado que el suministro de biomasa procederá de la propia provincia, utilizando residuos de cosechas o de la limpieza de montes, a través de tecnologías innovadoras en clave medioambiental.

La central de producción de energía estará ubicada en el Polígono Industrial de Gamonal.

“Hoy se está abriendo una puerta a un proyecto que permitirá a los burgaleses apostar por un sistema basado en energías renovables”, ha concluido.

Por su parte el presidente de la empresa DH ECO Energías, Teo López, ha destacado la apuesta del Ayuntamiento por este proyecto. Además, ha anunciado que el objetivo es que a finales de 2021 la instalación esté completada en varios edificios de la ciudad.

El concejal de Licencias, Daniel Garabito, ha resaltado que este proyecto ha permitido realizar una foto fija del estado de las calefacciones de la ciudad, puesto que se han analizado más de 25.000 viviendas, lo que representa cerca de un 30% del total.

Garabito ha querido destacar también las ventajas de la salud pública para este proyecto puesto que se controlará más la contaminación.