Cargando...

El alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, defiende los intereses de los burgaleses/as frente a una carga de corresponsabilidad, con apenas información, que ha impuesto la Junta en la “nueva normalidad” y que califica de desproporcionada

25 de Junio de 2020

El alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, defiende los intereses de los burgaleses/as frente a una carga de corresponsabilidad, con apenas información, que ha impuesto la Junta en la  “nueva normalidad” y que califica de desproporcionada

El regidor exige claridad en los criterios de la Junta, y señala que con las medidas que han impuesto en la “nueva normalidad” se están lavando las manos y poniendo a los ayuntamientos “a los pies de los caballos”.

 De la Rosa ha pedido a los ciudadanos/as que no se relajen y sigan manteniendo las medidas de protección para evitar rebrotes.

El alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, ha destacado hoy, en una rueda de prensa informativa, que desde que la ciudad de Burgos está en el nuevo escenario de normalidad se encuentra “francamente preocupado” puesto se han relajado en exceso la las medidas de prevención ante el riesgo de contagio.

El edil destaca que es una situación generalizada en la ciudad, como se puede comprobar día a día. Asimismo, ha vuelto a recordad que desde que se abandonó el estado de alarma la responsabilidad para evitar el contagio es de cada uno de los ciudadanos/as, y recuerda que se debe guardar el distanciamiento mínimo, y tener presente el uso de la mascarilla.

“Todo los días vemos grupos de jóvenes que comparten su tiempo sin distanciamiento y sin mascarilla”, ha destacado De la Rosa.

El alcalde ha realizado esta advertencia de forma muy seria, y ha subrayado que al ayuntamiento no le va a temblar el pulso, como ya lo ha demostrado, a la hora de cerrar la ciudad y suspender todos los servicios si es necesario.

De la Rosa ha recordado que hay 13 rebrotes en nuestro país, y 200 nuevos contagios solo el miércoles, y ha señala que existe la posibilidad de que esto nos pase en Burgos, por ello pide a los ciudadanos/as que sean conscientes de la situación, y recuerda que al virus todavía no se le ha derrotado.

Por todo ello, el regidor ha dado traslado a la Policía Local de que durante las próximas semanas incida especialmente en la sanción a las personas que reincidan en la infracción de no ponerse la mascarilla.

“Vamos a estar muy encima, no vamos a permitir que se cometan irregularidades. Se van a retomar los mensajes por megafonía en los coches de policía, para concienciar a la población”, ha concluido.

Normas sin concreción desde el Gobierno regional. – En otro de temas, el alcalde ha destacado la lealtad extraordinario que ha demostrado el Ayuntamiento de Burgos con la Junta de Castilla y León durante el estado de alarma.  Una Junta a la que como ha destacado el alcalde ha apoyado constantemente, sin una crítica, con un apoyo incondicional puesto que compartía el criterio, y ha destacado que hay que pecar de prudentes. Sin embargo, critica que ha sido terminar el estado de alarma, y el Gobierno regional ha colocado a los Ayuntamientos a los pies de los caballos.

De la Rosa apunta que el acuerdo que la Junta ha hecho llegar a los consistorios dictamina que Castilla y León tiene que ordenar las movilidad, los servicios públicos….pero no especifica ni cómo ni con qué medios. Situación que está volviendo locos a los ayuntamientos de la región, no solo al de Burgos como ha aclarado.

De la Rosa se ha mostrado consciente de la necesidad de limitar aforos, pero  se pregunta por qué unos espectáculos tienen un aforo y otros uno diferente. Así es imposible hacer, por ejemplo, la programación cultural para este verano, que como el alcalde ha afirmado va a ser “extraordinaria y de una gran calidad”.

Sin embargo, ha subrayado que es necesario tener certidumbre para poder trabajar.

De la Rosa ha puesto como ejemplo que una plaza de toros abierta puede tener un aforo de un 75%, pero si es cerrada 500 personas, sin embargo si se hace un concierto en un lugar abierto no se puede llegar al 75%. De la Rosa entiende que existen dudas, pero ha apuntado que los Ayuntamientos tienen que seguir prestando servicios.

Parques infantiles. En este punto, ha recordado que en el acuerdo que traslada la Junta dice literalmente que estos espacios podrán estar abiertos siempre que en los mismos se respeto un aforo de 1 personas por cada cuatro metros cuadrados. De la Rosa apunta que en este apartado entra la responsabilidad familiar, puesto que es imposible poner a un policía en cada parque.

El alcalde ha destacado que la Junta impone normas pero no dice cómo aplicarlas. Además, ha recordado que también se señala que hay que desinfectar diariamente los espacios. En este apartado ha sido sincero y ha dicho que no hay recursos para asegurar esta limpieza.

“Es muy bonito poner estas normas por escrito, existen ayuntamiento que incluso se han rendido porque es imposible seguir estas normas”, ha subrayado.

Por todo ello, el alcalde anuncia que mientra se trabaja en la modificación del contrato para realizar la limpieza, que tardará cerca de un mes y costará 90.000 euros, se ha decidido con recursos municipales habilitar  33  parques de 176, garantizando la limpieza diaria, para dar servicios a las familias. Sin embargo, ha remarcado que estamos ante una responsabilidad compartida con las familias.

“Vamos a probar durante este mes a ver  el comportamiento en los parques, pero si se detectan infracciones y que no se respeta el aforo, se clausurarán todos, puesto que no nos la vamos a jugar, hablamos de salud”, ha concluido De la Rosa.

Pistas deportivas. -  Sobre las pistas deportivas ha indicado que se limpiarán siguiendo los criterios del Gobierno regional, y además ha anunciado que en 15 de las 73 pistas se va a hacer una desinfección a mayores de lo que marca la junta.  Se han elegido estás siguiendo el criterio técnico del servicio con el fin de ser proporcional con los distritos, y eligiendo las que más afluencia tienen.

“Estamos haciendo un esfuerzo titánico por prestar el servicio, pero si no se cumplen los aforos marcados se cerrarán todas”, subraya.

Piscinas. -  En el asunto piscinas, ha informado de que hoy se ha recibido una carta del consejero de presidencia, que varía la comunicación anterior, y donde se informa de que la Junta establece que debe respetarse el aforo del 75% con las medidas de protección.  También señala que las entidades públicas tendrán la obligación de facilitar la información de la que dispongan respecto a los usuarios a las autoridades sanitarias si así lo requiera la Junta.

Por todo ello, De la Rosa ha apuntado que  Burgos, tras el acuerdo del consejo de Deportes basado en un criterio técnico y jurídico siguiendo las normas de la Junta, ha decidido abrir, en un primer momento, para abonados que son un total de 43.000, los usuarios mayoritarios otros años según las estadísticas.

Sin embargo, y pensando en los contribuyentes que no tienen abono se ha decidido comprobar durante dos semanas el comportamiento de los usuarios y ver si se llenan las instalaciones solo con abonados, de no llenarse se habilitará un sistema para ver como los nos abonados pueden hacer la reserva y acceder a la instalación.

Aunque subraya que hay que ir día a día, y comprobar los márgenes de maniobra.

Escuelas infantiles.- En este apartado el alcalde señala que la Junta dice que se abran las escuelas infantiles, pero no dice más, a parte de informar de que elaborarán un reglamento. Sin embargo, ante la demanda de los padres se ha decidido abrir las instalaciones la segunda quincena de julio.

El alcalde ha recordado que la próxima semana se firmará el contrato con la nueva empresa que se hará cargo de la gestión de las escuelas municipales, y afirma que desde Servicios Sociales, a la espera de más instrucción del Gobierno Regional, ya están trabajando en el protocolo.

“Me hubiera gustado no hacer nunca esta reflexión, la Junta lo estaba haciendo bien, pero me siento obligado para defender los intereses de los burgaleses/as frente a una carga de corresponsabilidad que creo que es desproporcionada, puesto que el Gobierno regional con estas medidas se está lavando las manos y poniéndonos a los pies de los caballos”, ha concluido el regidor.