Cargando...

El alcalde exige a la Junta que libere los 400.000 euros que le corresponden a Burgos para gasto social

11 de Mayo de 2020

El alcalde exige a la Junta que libere los 400.000 euros que le corresponden a Burgos para gasto social

Daniel de la Rosa señala que el Ejecutivo regional debe asumir sus competencias y no demorar más este traspaso que ya recibieron desde el Gobierno de España 

El regidor hace un llamamiento a la responsabilidad de los ciudadanos, especialmente de los más jóvenes, a la hora de cumplir con las medidas de distanciamiento social con el fin de evitar la propagación del virus. 

El alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, ha exigido a la Junta de Castilla y León que libere los fondos transferidos por el Gobierno central para paliar los efectos de la crisis sanitaria. El regidor ha querido recordar al Ejecutivo regional que debe asumir sus competencias no solo con los pequeños comercios, las pymes o la industria, si no también con las personas más vulnerables.

De la Rosa ha recordado que el Ejecutivo Central transfirió 17,65 millones de euros a la comunidad hace un mes, de los que cerca de 400.000 euros son para el consistorio burgalés para hacer frente a diferentes necesidades sociales -cerca de 100.000 euros para becas comedor, y 292.404 euros para programas-.

Con este escenario el alcalde ha subrayado que en el primer trimestre el Ayuntamiento ya adelantó 300.000 euros para estas ayudas, y por ello ha insistido en la importancia de obtener estos fondos para poder gestionar los diferentes programas.

De la Rosa ha destacado que realiza esta petición desde la «máxima lealtad» hacia la Junta, pero ha apuntado que es importante que la Junta asuma sus competencias para seguir dando la mejor respuesta a los burgaleses. Asimismo, ha querido recordar que el Ayuntamiento no tiene recursos ilimitados.

Sin embargo, y siguiendo con la Junta de Castilla y León De la Rosa ha agradecido la «prudencia» del Ejecutivo regional a la hora de decidir que Castilla y León debía seguir en la Fase 0.

 “El criterio sanitario debe prevalecen siempre, no podemos dejarnos vencer por las ganas de avanzar, debemos dar el siguiente paso con la máxima seguridad posible”, ha destacado durante su intervención.

CALLES.  – En otro orden de temas, el regidor ha realizado un breve balance de la peatonalización de 9 calles de la ciudad durante el fin de semana para favorecer que se cumplan las normas de seguridad, que ha señalado que ha tenido un “comportamiento irregular”

De la Rosa ha avanzado que “prácticamente con total seguridad” las calles Miranda y Francisco Grandmontagne cambiarán los horarios o no volverán a ser peatonales debido a los inconvenientes apreciados para acceder a los mercados en la mañana del sábado.

El alcalde ha avanzado, antes de la reunión de seguimiento de estas medidas que tendrá lugar mañana martes, que la peatonalización se mantendrá durante el próximo fin de semana y ha apuntado la posibilidad de que se sume alguna calle más.

Asimismo, ha recordado que durante la Fase 1, la medida se podría extender a zonas comerciales los días de diario.

El regidor ha querido dejar claro que el objetivo de esta medida temporal no es otro que proporcionar a los ciudadanos una mayor capacidad de distanciamiento durante sus salidas en el casco urbano, primando las calles con mayor número de concentración de personas y calles más estrechas.

SANCIONES. – De la Rosa también se ha querido referir a las sanciones impuestas por la Policía Local de Burgos que desde el pasado lunes ha interpuesto 485 denuncias por incumplir el estado de alarma.

Además, ha destacado que solo durante el último fin de semana se pusieron 159 multas.

El alcalde ha señalado que muchos de los sancionados han sido jóvenes a los que ha pedido que sean responsables en sus salidas a la calle, además de advertirles que sean conscientes del riesgo de contagio.

El regidor ha realizado un llamamiento a la responsabilidad de los burgaleses puesto que la vigilancia es limitada y es imposible que los miembros de las fuerzas de seguridad puedan controlar el comportamiento de todas las personas que salen a la calle.

“Debemos ser responsables para evitar la propagación”, ha subrayado.