Cargando...

El Ayuntamiento no paga a los Consorcios de los que forma parte

12 de Julio de 2011

El Ayuntamiento no paga a los Consorcios de los que forma parte

Los miembros que integran el Consejo Rector del Consorcio para la gestión de la Variante Ferroviaria de Burgos tuvieron conocimiento ayer, en el transcurso de la reunión celebrada, de las deudas que diferentes organismos mantienen con este Consorcio.

Así, se pudo conocer que el Ayuntamiento de Burgos debe al Consorcio la cantidad de 686.419 euros por diversos encargos. Igualmente, el Consorcio para la gestión del Polígono Industrial de Villalonquéjar III y IV debe al Consorcio para la Gestión de la Variante Ferroviaria, por similares motivos, la cantidad de 2.376.526 euros. Los consejeros del Consorcio acordaron, por unanimidad, que el presidente, Javier Lacalle Lacalle, dirija un escrito al alcalde de Burgos, Javier Lacalle Lacalle, instándole a que, en el plazo más breve posible, el Ayuntamiento haga efectiva la deuda que mantiene con el Consorcio desde hace largo tiempo. Asimismo, decidieron, también por unanimidad, que el presidente del Consorcio de la Variante Ferroviaria, Javier Lacalle Lacalle, dirija un escrito al presidente del Consorcio para la gestión del Polígono Industrial Villalonquéjar III y IV, Javier Lacalle Lacalle, instándole a que, en el plazo más breve posible, este último organismo pague la deuda que mantiene con el Consorcio para el Desvío de la Variante Ferroviaria. Para el Grupo de Concejales Socialistas, este es un ejemplo revelador de la situación económica que vive el Ayuntamiento de Burgos y los Consorcios que dependen económicamente de él. Deudas entre ellos, que no se pagan porque ni el Ayuntamiento ni los Consorcios tienen dinero; una deuda superior a los 400 millones de euros (entre el Ayuntamiento y Consorcios) con las entidades bancarias, a las que se abonan los intereses y amortizaciones con dinero de otros créditos. A juicio del PSOE, esta es una situación que se va a intentar ocultar a los ciudadanos todo el tiempo que se pueda, con el objetivo de tapar la gestión económica del Ayuntamiento de Burgos en los últimos cuatro años.