Cargando...

El concejal Fernández Malvido, en entredicho

05 de Marzo de 2010

El concejal Fernández Malvido, en entredicho

El concejal socialista, Luis Escribano, ha solicitado esta mañana la dimisión del concejal del PP, Diego Fernández Malvido, por la conducta nada ejemplarizante que ha mantenido en el pago de una factura de poco más de 2.000 euros a Floristería Castilla. Igualmente, exigió transparencia en relación con el conflicto de intereses en que pudiera estar incurriendo el concejal de Obras y Servicios, Santiago González Braceras.

Como se recordará, el también presidente del Instituto Municipal de Cultura ha sido condenado judicialmente a pagar esta cantidad por unos trabajos que la mencionada empresa realizó en su casa y que se negó a abonar alegando que sería una empresa de Madrid, para la que previamente el concejal habría realizado un informe, la que financiaría los trabajos de la floristería como si de un regalo se tratara. A juicio de Escribano, un concejal que no cumple con sus obligaciones más elementales como ciudadano, no puede ostentar un cargo público. ??En este caso hay zonas oscuras, que no se han explicado, como el que salgan a relucir empresas adjudicatarias de servicios municipales?, manifestó en referencia a CESPA, al tiempo que exigió la necesidad de que los cargos públicos no mantengan conductas como la que se desprende de la sentencia que condena a Fernández Malvido. ??¿Qué pensarán los ciudadanos cumplidores con el Ayuntamiento cuando comprueban que quienes dirigen esta institución no cumplen con sus obligaciones más elementales??, reflexionó en voz alta el edil. CONFLICTO DE INTERESES El Grupo de Concejales Socialistas lleva pidiendo, en la Comisión de Obras y Servicios, y desde hace más de un año, la relación de empresas con las que subcontrata Instalaciones Eléctricas Urbalux, actual adjudicataria del servicio de iluminación del Ayuntamiento de Burgos. Y ello, porque el PSOE cree que existe una vinculación familiar del concejal responsable de este área, Santiago González, con la subcontrata. Debido a que el Ayuntamiento no solicita información a las empresas adjudicatarias de las diferentes obras y servicios de las subcontratas que se realizan, es por lo que se desconoce a ciencia cierta un extremo del que el equipo de Gobierno se niega a aportar luz y taquígrafos. El PSOE ha requerido que, urgentemente, se le faciliten estos datos para eliminar cualquier conflicto de intereses en el que pudiera incurrir el mencionado concejal. Una vez se obtenga dicha información, solicitará el informe jurídico pertinente, puesto que, según Luis Escribano, ??aunque esta conducta no fuera reprobada por tribunal alguno, desde el comportamiento público exigible, es rechazable y conviene restaurar una actuación pública indiscutible?. Recordó que ??ocupar un cargo público es una responsabilidad que exige algunas renuncias? y señaló al alcalde como el ??auténtico culpable? de no parar en seco actuaciones tan poco edificantes como las descritas.