Cargando...

Escribano aspira a construir un Burgos "donde nadie sea menos que nadie"

14 de Mayo de 2011

Escribano aspira a construir un Burgos "donde nadie sea menos que nadie"

El candidato del PSOE a la Alcaldía, Luis Escribano, quiere conseguir una mayoría suficiente para gobernar "de otra manera", donde "nadie sea menos que nadie" y que todos los ciudadanos, vivan donde vivan, "tengan los mismos derechos". Así de contundente se mostró el líder socialista en el acto de campaña en el que estuvo arropado por el candidato a la Junta de Castilla y León, ?scar López; el secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, y el secretario provincial, José Mª Jiménez.

Luis Escribano criticó el despilfarro que el gobierno municipal del PP ha protagonizado en el centro, donde ha gastado, en los tres últimos años, 56 millones de euros, mientras en los barrios, donde viven 8 de cada 10 burgaleses, ha invertido sólo 5,3. ??Cómo entender -se preguntó- que el PP haya gastado más que nunca cuanto más difícil estaba la situación?. Criticó derroches como la remodelación del Paseo de la Isla, la calle Santander, el Punte Gasset o la remodelación del entorno de la Catedral, obras todas ellas innecesarias y cuyo presupuesto, de más de 4 millones cada una de ellas, podría haberse destinado a solucionar problemas de los barrios. ??Si todos pagamos los mismos impuestos, no entiendo por qué tiene que haber ciudadanos de segunda?, afirmó, al tiempo que añadió que ??hay que poner el punto y final a la segregación que sufren algunos barrios en comparación con el centro?. Las políticas sociales serán prioritarias si Escribano se convierte en el próximo alcalde: ??El Burgos de las personas al que yo aspiro, el que me importa, busca el bienestar de todos. Si hay que recortar gastos, lo haré de cualquier sitio antes que de las políticas sociales. No recortaré ni un euro de ellas, lo quitaré de todo lo demás?. Criticó al PP por haber recortado, entre un 5 y un 10%, las ayudas sociales cuando, al mismo tiempo, malgasta en abrir y cerrar calles o comprar estatuas. Ha sido una constante en el gobierno del PP la adjudicación de obras a la oferta más cara, lo que le sirvió a Escribano para introducir una de sus propuestas electorales: la necesidad de implantar prácticas de buen gobierno, esto es, rigor, transparencia, el mismo trato para todo el mundo y ??dejar de adjudicar a los amigos las obras municipales?. Reivindicó el papel ??clave? que jugó el gobierno progresista presidido por Ángel Olivares para posicionar a la ciudad en el lugar que ocupa actualmente. ??¿O alguien cree -inquirió- que si no hubiéramos tenido el complejo de la Evolución Humana, Burgos sería candidata a convertirse en capital europea de la cultura?? BURGOS, LA LOCOMOTORA DEL CAMBIO El candidato a la Junta de Castilla y León, ?scar López, quiere que Burgos sea la locomotora del cambio en Castilla y León. ??Dicen que esta Comunidad es conservadora, pero yo os digo que no?, afirmó, al tiempo que animó a unirse a la izquierda para ??ir a por todas?. Recordó que, si en un momento de la historia el Gobierno regional se marchó a Valladolid, ahora toca echar al PP y hacer que la Junta vuelva a mirar a Burgos?. ??En estas elecciones -aseveró- yo pido el voto para derrotar a la hipocresía y para quitar a los vecinos una central nuclear que tienen al lado de su casa?. Criticó al PP porque mientras que se ha negado en esta legislatura a abrir una nueva Facultad de Medicina, ahora la propone para León. ??Hipócrita también es -dijo- utilizar a Burgos como un laboratorio para ensayar con la privatización de la sanidad?. Recordó la paralización del parque tecnológico de Burgos o la falta de apoyo de la Junta al aeropuerto de la ciudad. Finalmente, hizo hincapié en los logros sociales conseguidos en España con gobiernos socialistas, como la universalización de la educación, la sanidad, o la Ley de la Dependencia. ??Ahora -finalizó- todo esto está en juego en estas elecciones?, por lo que animó a la participación y a la movilización de la izquierda. CONTRA LA ABSTENCI?N El secretario de organización del PSOE, Marcelino Iglesias, arrancó su intervención apelando la necesidad del ??cambio? en Burgos y Castilla y León, porque, enfatizó, ??ya es tiempo de que tengamos un nuevo gobierno en la Comunidad y en Burgos?. Achacó al PP la política de acoso y derribo al Gobierno de Zapatero, tildando de ??cuento chino? los argumentos que utiliza. Se refirió a las decisiones difíciles que ha tenido que adoptar el Gobierno en estos dos últimos años y cómo, a pesar de todo, ??se intenta por todos los medios dejar a salvo las políticas sociales?, en contra de lo que hace el PP allá donde gobierna, que privatiza la educación y la sanidad. Iglesias, que afirmó que ??hay que creer en el cambio para conseguirlo?, piensa que el ??gran adversario de los socialistas es la abstención?, por lo que animó a quienes dudan sobre ir o no a votar, que lo hagan, ??porque no da lo mismo?. LA CIGARRA Y LA HORMIGA Por su parte, el secretario general del PSOE de Burgos, José María Jiménez, expuso un paralelismo entre la fábula de la hormiga y la cigarra y las diferencias entre el Partido Popular y Partido Socialista. Jiménez asignó el rol de cigarra al PP por su escaso trabajo y preocupación por los problemas de los ciudadanos, tal y como se ha puesto de manifiesto en que más de 2.400 personas han abandonado Burgos, la falta de apoyo al aeropuerto, o que la campaña electoral de los conservadores se esté pagando con los impuestos de los burgaleses. ??Vosotros podéis escribir el final del cuento, vosotros tenéis la capacidad de cambiar esta Comunidad Autónoma, las elecciones se pueden ganar, tal y como sucedió en 1999?, concluyó.