Cargando...

Escribano congelará los impuestos municipales

16 de Mayo de 2011

Escribano congelará los impuestos municipales

Rigor en el gasto y contención de los ingresos. Es lo que manda en la propuesta económica que recoge el programa socialista al Ayuntamiento de Burgos. ??Las finanzas han cambiado considerablemente tanto para las familias como para las Administraciones Públicas?, ha afirmado Luis Escribano, que se compromete a predicar con el ejemplo y no subir los impuestos, ni tan siquiera el IBI -Impuesto de Bienes Inmuebles-, al que piensa aplicar una bajada del tipo para que el de 2012 no supere al de este ejercicio.

El candidato socialista a la Alcaldía ha calificado de ??desastrosa? la gestión económica del PP durante estos años, que se ha caracterizado por el despilfarro, la subida desmesurada de los impuestos al tiempo que lo negaba, el aumento de la deuda en un 255% y la discriminación de los barrios, donde han ido a parar tan sólo 6 millones de euros frente a los 56 del centro. Nunca ha habido más dinero en las arcas municipales que en los últimos años, hasta el punto de que no han dejado de subir los ingresos año tras año, de modo que se ha pasado de recaudar 139 millones de euros en 2002, a ingresar 259 en el año 2010. Esto se ha debido a las sucesivas subidas de impuestos, al incremento de la deuda y al Plan E. Sin embargo, la gestión del gasto ha sido descuidada, tanto en épocas en que los ingresos crecían a un ritmo por encima incluso de lo razonable, como en los últimos años, donde este ritmo de crecimiento ha bajado. ??No ha existido ni un ápice de austeridad desde el equipo de Gobierno, que ha hecho inversiones para la galería y ha dejado de hacer otras necesarias o de futuro para la ciudad?, considera el líder socialista. IMPUESTOS POR LAS NUBES La política fiscal del PP se ha basado en la subida de impuestos. ??No todos los años han aumentado -dice Escribano-, especialmente se han cuidado de no hacerlo en periodo electoral?, pero cuando lo han hecho, los años de la subida han compensado con creces a los que se han congelado. En la legislatura 2003-2007, el IBI aumentó una media del 13%; el Impuesto de Actividades Económicas, entre un 45 y un 65%, y las tasas -la más importante es la de basuras-, una media del 18%. De 2008 a 2011, cuando las tasas de inflación fueron mucho más bajas, la subida media rondó el 7%, excepto en el IBI, que alcanzó el 18% como consecuencia de la revisión de los valores catastrales de los inmuebles que aprobó el Ayuntamiento de Burgos en 2010. Por ello, los ingresos por impuestos han pasado de 308 euros por habitante a 420. LA DEUDA SE DISPARA En el Ayuntamiento, la contrapartida de las inversiones es la deuda. En el año 2002, se debían 85 millones de euros, que han aumentado hasta 306 millones en 2010. La deuda por habitante ha pasado de 509 euros a 1.714. Además, en 2011 se ha pedido un nuevo préstamo, de 16 millones de euros, para financiar la ampliación de la depuradora. ??El PP ha tirado mucho dinero en arreglar calles y plazas que estaban en perfecto estado. ¿Cuántas de las inversiones realizadas últimamente hacían realmente falta??, se pregunta Luis Escribano, al tiempo que critica que los impuestos de los burgaleses se han despilfarrado en ensanchar puentes, levantar, en algunos casos hasta tres veces, calles que estaban en buen estado, llenar la ciudad de estatuas, o alicatar la Isla o la plaza de la Catedral cuando sólo necesitaban un lavado de cara. El líder socialista cree que es necesario ??seleccionar mejor aquello en lo que se va a gastar el dinero del que se dispone, entre otras cosas, para no tener que pedir más sacrificios a los burgaleses?. Explica Escribano que el Ayuntamiento, como cualquier familia, tiene que echar sus cuentas: hay que ser conscientes de que el dinero es escaso y que si se gasta en un sitio, no se puede gastar en otro. Además, si te lo prestan, lo tienes que devolver con intereses. ??Cada vez que sube un punto el euribor, al Ayuntamiento le supone pagar 1,5 millones de euros más de intereses?, resume. De los 306 millones de euros que suma ya la deuda municipal, 147 proceden del Consorcio que gestiona el bulevar ferroviario. ??Cuando pisamos el bulevar, tenemos que saber que somos los burgaleses quienes lo tendremos que pagar, sobre todo a Caja Burgos y a Caja Círculo, que son las que más dinero han prestado al Consorcio?, aclara Escribano, que recuerda que mientras la deuda municipal seguía aumentando, muchos barrios esperaban la urbanización de sus calles o la remodelación de unos pavimentos que están verdaderamente mal. GASTO CORRIENTE DESBOCADO El motor de un Ayuntamiento son los gastos corrientes. El gasto en bienes y servicios se ha de gestionar muy bien para ofrecer servicios de calidad. El problema está en que éstos pueden desbocarse fácilmente. Y es lo que ha ocurrido. La abundancia de ingresos procedente de la subida de tributos, del aumento del endeudamiento y del plan E han hecho que el PP, en ningún momento, se haya planteado gastar menos y mejor. ??Cada año, el PP ha maquillado el presupuesto -recrimina Escribano- para que este capítulo pareciera austero?. Lo aprobaba por debajo de la realidad para luego, a lo largo del año, irlo aumentando. Al final, ahí tenemos el resultado: en 2010, se han gastado 30 millones de euros más que en 2002. A partir de ahora, las finanzas no serán tan cómodas, hay que pagar los préstamos, no hay capacidad de endeudamiento y ya no existe el Plan E. Aunque el PP pretende ocultar cuál será su política económica, el presupuesto de 2011 pone al descubierto sus intenciones, caso de ganar los comicios municipales: bajará el sueldo de los funcionarios, recortará los convenios con las entidades sin ánimo de lucro que prestan servicios sociales, reducirá las inversiones y subirá el IBI otro 5%, aunque la revisión de los valores catastrales que aprobó en 2010 no obliga a ello, pues la Ley permite mecanismos para que los recibos no se incrementen ni un euro. El gasto corriente, el que debe controlar un buen gestor para dar buenos servicios al menor coste, se ha incrementado un 5% en 2011, sin que se justifique esta subida con la puesta en marcha de nuevos servicios. ??El equipo de Gobierno del PP ha decidido que todo el mundo se apriete el cinturón, todos menos ellos, que no han sabido gobernar con austeridad y no se merecen la confianza de los burgaleses?, concluye el socialista.