Cargando...

Herrera financia con dinero público la autovía Segovia-Valladolid y con fondos privados el nuevo hospital de Burgos

17 de Mayo de 2005

Herrera financia con dinero público la autovía Segovia-Valladolid y con fondos privados el nuevo hospital de Burgos

Según publica hoy la prensa regional, Juan Vicente Herrera se ??sintió especialmente segoviano? al presidir ayer el comienzo oficial de las obras de los primeros 8,4 kilómetros de autovía que enlaza las capitales de Segovia y Valladolid, ??cumpliendo así un compromiso político adquirido por este Gobierno regional?, según sus propias declaraciones. En este acto, como fiel discípulo del ínclito Cascos, puso la primera piedra de una obra en la que se lleva trabajando desde el pasado marzo. Además, aprovechó la ocasión para anunciar que dentro de este mes de mayo se habrán sometido a la aprobación de la declaración de impacto ambiental los dos proyectos en los que se divide el resto de la obra de la autovía, con un total de 92 kilómetros, ya que hay ejecutados otros 13 en los accesos a Valladolid, para que puedan quedar adjudicados antes de que concluya 2005, por lo que el conjunto de la nueva carretera será una realidad al finalizar 2007. Con un plazo de 24 meses, las obras fueron adjudicadas por un importe próximo a los 12 millones de euros. El resto del proyecto conllevará una inversión de 190 millones de euros que, unidos a los que se gastan ahora y a las obras ya ejecutadas, como diversas variantes, por 100 millones, elevan a 350 millones la cifra gastada por la Junta de Castilla y León en esta autovía. Los socialistas burgaleses lamentamos que Juan Vicente Herrera no se ??sintiera especialmente burgalés? cuando anunció la encubierta privatización del nuevo hospital en Burgos. Ayer se demostró que no existe ningún inconveniente para que la Junta de Castilla y León asuma con sus presupuestos la realización de una inversión que supera los 300 millones de euros. Si se puede hacer la autovía Segovia-Valladolid con financiación pública ¿cuáles son los motivos reales para que la Junta de Castilla y León recurra a la empresa privada para construir el nuevo hospital de Burgos? Al PSOE no le cabe ninguna duda de que el único motivo existente es el afán privatizador de Herrera, quien desea someter a la sanidad pública al arbitrio de los intereses privados. Si la Junta de Castilla y León tuviera dificultades financieras para realizar grandes proyectos, debe experimentar nuevas fórmulas con proyectos que no afecten a servicios públicos esenciales como es la sanidad o la educación. La administración pública debe conservar íntegra su capacidad de dirección sin estar supeditada a intereses privados totalmente ajenos a una política de servicio público. Igualmente reprobable es el intento de desprestigio de lo público realizado por Herrera. Tanto si el director de la obra es un funcionario público como un técnico de una empresa privada, los proyectos se ejecutan con la misma rapidez. El proyecto es el mismo, sus autores no cambian, y la empresa que resulte adjudicataria de la obra la realizará en los mismos plazos, siendo indiferente que la financiación sea pública o privada. No se puede afirmar con rigor, tal y como hizo Herrera, salvo que se quiera reconocer su propia incapacidad, que la obra del nuevo hospital se terminará antes si la financian las empresas privadas que si la paga la Comunidad Autónoma.