Cargando...

Implantación de la Ordenanza de Movilidad

31 de Enero de 2020

Implantación de la Ordenanza de Movilidad

**Artículo de opinión en el semanario Gente

 

Bilbao, Barcelona, Valencia, Málaga, Zaragoza, Madrid, Pontevedra, Valladolid…son sólo algunos ejemplos de ciudades que o bien ya tienen calle a 30km/h o las van a implantar próximamente. Los mismo ocurre con los vehículos de movilidad personal (VMP) que la mayoría de las ciudades españolas están adoptando nuevas normas para crear una perfecta convivencia. Y de eso, entre otros muchos aspectos de la movilidad, trata la nueva Ordenanza que en Burgos entró en vigor el pasado 24 de enero, de modificar el modelo de ciudad para ir hacia uno más amable y sostenible, y principalmente mucho menos contaminante.

Algunos que gobernaron la ciudad de Burgos durante años y años, muchos de ellos con mayoría absoluta, nunca hicieron nada, nunca se atrevieron a intentar regular la movilidad, defender los espacios del peatón, pacificar la velocidad, apoyar el uso de la bicicleta. Ahora, se convierten en furibundos enemigos de una Ordenanza que intenta que Burgos sea un ejemplo de movilidad urbana sostenible. Lo que nadie va a poder negar al equipo de Gobierno y a los grupos de la oposición que apoyaron la Ordenanza – Ciudadanos y Podemos – es que vamos a intentar su implantación para conseguir una ciudad más segura y sostenible.

En siete meses resolvimos alegaciones, negociamos con los grupos que quisieron negociar y apostamos por el desarrollo de esta ciudad, y ahora tenemos el resultado.  Un resultado criticado por PP y Vox que se han convertido en socios para impedir que la ciudad avance y que solo intentan poner trabas a todo sin aportar soluciones. Y es que no se han dado cuenta que los tiempos han cambiado, que la pluralidad ha llegado a las instituciones, y, en consecuencia, es el tiempo del diálogo y de los acuerdos para beneficiar a Burgos y a los burgaleses.

Para que los aspectos más novedosos de la Ordenanza se conozcan por la mayoría de los vecinos, se ha lanzado una campaña de comunicación. La Policía Local tendrá un papel decisivo en la difusión de la Ordenanza y en ejercer sus funciones para hacerla cumplir. Burgos tiene una Policía Local con un gran compromiso con la ciudad y eso es una garantía de que se hará todo lo posible para que la Ordenanza se cumpla.

Y somos concientes de que va a ser un trabajo arduo puesto que la Ordenanza está compuesta por 148 artículos, y es necesario que los ciudadanos conozcan cuales son sus  obligaciones y sus responsabilidades. Y una de las grandes novedades es la reducción de la velocidad a un máximo de 30 km/h en las vías de un solo carril por sentido. El protagonismo que cobra el peatón recuperará los espacios a él reservados – aceras, zonas peatonales, paseos- puesto que la ordenanza nace con el fin de proteger al viandante. Los usuarios de la bicicleta y de ese nuevo fenómeno en todas las ciudades,  que es el patinete eléctrico dispondrán de las vías ciclistas para circular, así como la calzada que deberán hacerlo con todas las garantías de seguridad. Esta norma deja claro por donde se puede circular y por donde no. En definitiva, es un modelo sostenible que lo que busca es la convivencia pacífica de todos los agentes de la ciudad

Y nuestra labor no termina aquí, ni mucho menos. Haremos reuniones permanentes para ver como funciona la ordenanza y a la vuelta de un año nos sentaremos para analizar su evolución y ver como mejorar. Hemos puesto la primera piedra que es la de crear una ordenanza para sustituir a la que ya estaba obsoleta, a partir de aquí queda mucho trabajo hasta que todos respeten una Ordenanza que nos beneficia a todos

Estamos seguros que la inmensa mayoría de los burgaleses y burgalesas que, a diario, comparten los espacios públicos, y que han demostrado infinidad de veces su civismo, pondrán el mayor empeño en cumplir rigurosamente lo dispuesto en la Ordenanza, sea cuál sea el medio que utilicen para sus desplazamientos.

Que nuestra ciudad sea más saludable, más limpia y más sostenible, depende de todos y todas los que queremos que Burgos sea ejemplar, también en su modelo de Ciudad Sostenible.