Cargando...

La autovía de Logroño y el PP

23 de Febrero de 2009

La autovía de Logroño y el PP

Ayer Lacalle, hoy Ibáñez, muestran su preocupación por el retraso de la autovía de Logroño. Cualquier cosa con tal de dar vueltas a la manivela de la distorsión de las cosas para confundir a la opinión pública con los desastres ajenos y las maravillas propias. Diré lo que sé, a pesar de que ambos, como miembros del gobierno municipal, conocen mucho mejor que yo lo que han acordado las tres administraciones afectadas.

Sucede que están pendientes de licitar los proyectos de los cuatro tramos en que se divide el trazado de la autovía entre Santo Domingo de la Calzada y Burgos. Los tres primeros no presentan problema alguno por lo que saldrán a concurso próximamente y sin ningún retraso. El cuarto, que es el que finaliza en Burgos plantea el problema de la conexión con la autopista AP-1 y, en segundo lugar, el de salvar tanto el Parque Tecnológico como el Centro de Actividades Económicas, proyectos que impulsan la Junta y el Ayuntamiento. Podría el Ministerio cerrar los ojos y cortar por lo sano, pero ha preferido buscar una solución promoviendo un acuerdo entre las tres administraciones. Esta propuesta fue bien acogida tanto por el alcalde como por el delegado territorial de la Junta, hasta el punto de que el Ayuntamiento ha decidido encargar un estudio técnico a una empresa especializada. ¿Será que quiere ahora que Fomento no lo tenga en cuenta para nada y construya la autovía aunque esta ahogue al Parque Tecnológico y al CAE? Sería un dislate absoluto. No como en el caso, por ejemplo, del retraso eterno al que ha quedado sometido el proyecto municipal de construcción de una residencia para la tercera edad. Esta fue promovida hace ya cinco año, llegó a ser adjudicada y, finalmente, ha quedado arrumbada en el baúl de los recuerdos para siempre. Dime de lo que presumes,...