Cargando...

La candidatura de Burgos a Ciudad Accesible 2013, una oportunidad para las personas con discapacidad

02 de Agosto de 2012

La candidatura de Burgos a Ciudad Accesible 2013, una oportunidad para las personas con discapacidad

El pleno del pasado día 27 de julio de 2012 aprobó, por unanimidad de todos los grupos políticos, presentar la candidatura de Burgos a la distinción europea de Ciudad Accesible 2013.

Hoy por hoy, Burgos queda muy lejos de poder presentarse ante instancias internacionales como un ejemplo de ciudad accesible. La normativa estatal y autonómica (Ley 51/2003 de 2 de diciembre de igualdad de oportunidades no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad, Ley 3/1998 de accesibilidad y supresión de barreras en Castilla y León, y Ordenanza municipal sobre supresión de barreras de 1999, entre otras), se vulnera sistemáticamente sin que las administraciones responsables de velar por su cumplimiento hagan nada por evitarlo. La concejala socialista Mª del Mar Ramírez opina que, precisamente por este motivo, ??la candidatura constituye una magnífica oportunidad para implementar esa normativa, sistemáticamente ignorada por las administraciones?. El Grupo Municipal Socialista, pionero en garantizar la participación de personas con discapacidad en la vida política de nuestra ciudad, y que en la legislatura de 1999-2003 dio los primeros pasos por hacer de Burgos una ciudad accesible, confía en que la candidatura sirva, más allá de meras declaraciones programáticas y de marketing político, para conseguir una ciudad para todos y todas. ??La accesibilidad universal no puede quedar reducida a la existencia de rebajes en las calles, pasos peatonales o semáforos sonoros?, ha declarado Ramírez, quien reclama la accesibilidad de los servicios públicos y el transporte, ??donde se dan los primeros y más graves incumplimientos de la normativa?. Recuerda la concejala que todos los días se cursan denuncias, por parte de personas con discapacidad física y usuarios del servicio municipal de autobuses, sobre la falta de funcionamiento de las rampas; cuando no de la preferencia de sillas de bebes a las personas con discapacidad. Además, explica, ??los taxis adaptados se encuentran por debajo de la ratio marcada legalmente, y los existentes amenazan con abandonar el servicio por la falta de pago de los bonotaxis y las ayudas para la adaptación del vehículo por parte del Ayuntamiento?. Ramírez opina que las personas con discapacidad en Burgos ??no tienen garantizadas las mismas oportunidades, ni reconocidos los mismos derechos que el resto de los ciudadanos, dado que han de sortear barreras, muchas veces insuperables?. Y así, enumera algunas de ellas, como que los pasos de peatones sigan sin ser pintados, con el consiguiente riesgo para todos los ciudadanos, y en especial para las personas con problemas de movilidad. Las plazas de aparcamiento reservadas para personas con discapacidad no se respetan, y no se sanciona a los infractores. Existen instalaciones municipales inaccesibles (como por ejemplo las del servicio de movilidad, o el edificio de la Plaza del Rey San Fernando). Aún hoy se conceden en Burgos licencias de actividad y apertura de locales comerciales y lugares de ocio no accesibles, faltan traductores de lengua de signos (lengua que tiene carácter oficial) en los servicios públicos, así como elementos técnicos para personas ciegas.