Cargando...

La Escuela Infantil Río Vena, que nunca debió cerrarse, vuelve a acoger niños convertida en un referente energético

14 de Noviembre de 2022

La Escuela Infantil Río Vena, que nunca debió cerrarse, vuelve a acoger niños convertida en un referente energético

El alcalde De la Rosa subraya que hoy se mejora un servicio público fundamental para los vecinos/as de Burgos

El alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, ha inaugurado esta mañana la nueva Escuela Infantil Río Vena, un acto que coincide con las celebraciones del Día Internacional de la Infancia, el próximo 20 de noviembre.

El primer edil de la ciudad ha recordado que este centro nunca debió cerrar sus puertas, tal y como siempre reivindicaron educadores y padres, y ha señalado que fue para él, desde la oposición, un tema fundamental para corregir una grave “tropelía”.

De la Rosa ha recordado que desde 2013, momento en el que se decidió cerrar las puertas del centro, no dejo de trabajar para que una zona con una población tan amplia contase con una escuela infantil con la que dar servicio a la población burgalesa.

Es por eso que en 2015 con un Partido Popular en minoría el PSOE logró que este proyecto de demolición y construcción de una nueva instalación entrase en la agenda municipal. Y desde este curso, como ha recordado De la Rosa, la escuela está en marcha con una capacidad para 102 alumnos.

“Proyectos como este dan sentido al trabajo diario, porque hoy mejoramos un servicio público que desde la administración ofrecemos a los ciudadanos”, ha sentenciado el alcalde De la Rosa.

Por su parte, la concejala de Servicios Sociales, Sonia Rodríguez, ha destacado que, pese a comenzar las obras en época de pandemia, no se han paralizado lo trabajos en ningún momento, lo que ha permitido que este curso ya pueda recibir a los alumnos/as que disfrutan de unas instalaciones modernas que se ajustan a todos los estándares de eficiencia y ahorro energético.

Hay que destacar que la nueva Escuela Infantil Río Vena ha supuesto una inversión de 2.574.666 millones de euros con cargo exclusivamente a fondos del Ayuntamiento de Burgos.

Por último, recordar que esta instalación es la cuarta de estas características en la ciudad, y cuenta con una superficie construida de 750 metros cuadrados, distribuidos en 7 aulas, comedor, cocina propia, y patio de recreo.