Cargando...

Los pisos de alquiler que presenta hoy Aparicio, gestionados en la anterior legislatura, responden a una auténtica iniciativa en política de vivienda

30 de Septiembre de 2005

Los pisos de alquiler que presenta hoy Aparicio, gestionados en la anterior legislatura, responden a una auténtica iniciativa en política de vivienda

El alcalde Aparicio presenta hoy un edificio destinado a viviendas en alquiler, promovido por Burgoespacio 2000, que está a punto de terminarse. Para valorar adecuadamente este acto, conviene recordar sus antecedentes.

En el edificio que hoy se muestra se han construido 120 viviendas, de las cuales 40 son de 40 m2 útiles. Los pisos se han levantado sobre suelo de propiedad municipal que fue adjudicado, previa convocatoria pública, en derecho de superficie a la sociedad Burgoespacio 2000 mediante resolución de fecha 26/9/2001. En este mismo concurso se incluían otras dos parcelas en las que se están edificando otras 88 viviendas, cuya construcción finalizará durante este año. Todas ellas se destinarán al alquiler y tienen como receptores preferentes a los jóvenes y las familias monoparentales. Este proyecto, que ahora Aparicio intenta ??apuntarse? olvidando la historia, contó con la frontal oposición del PP en el Ayuntamiento y sigue una práctica de política de vivienda rechazada expresamente por su equipo de Gobierno, según pudo constatarse en el debate del mal denominado Plan Municipal de Vivienda. Los concejales socialistas animan a Aparicio a rectificar su errónea política ahora que conoce esta buena experiencia que su Grupo intentó, por todos los medios, que no prosperara. Igualmente, le invitan a comprobar que es posible desarrollar una política de construcción de viviendas en alquiler, pues hasta el momento el PP no ha promovido ninguna. La utilización del derecho de superficie garantiza la propiedad pública del suelo, es un instrumento ideal para que no se especule con las propiedades públicas y, la práctica de concursos como el que se ha utilizado en este caso, permiten al Ayuntamiento velar por la objetividad y equidad en la concesión de estas viviendas. De esta manera, se evita el escándalo, habitual en los concursos resueltos en la etapa Aparicio, de que las viviendas de protección oficial construidas en suelo municipal vendido a particulares, sean adjudicadas exigiendo el previo pago de sobreprecios ilegales. El Sr. Aparicio mintió en un artículo que los medios de comunicación escritos de la ciudad publicaron el día 8 de enero de 2005. Esperamos, por su propia dignidad, que rectifique y reconozca que los datos que utilizó eran falsos. El afán propagandístico de Aparicio no tiene límite. Como mínimo, debiera reconocer que el PP practicó una política obstruccionista que tuvo graves consecuencias para la ciudad por tener mayoría de votos para gobernar en negativo. Sólo de esta manera, Aparicio podrá entregar las llaves de las viviendas sin avergonzarse ya que, en medio del caos que ha generado en la gestión urbanística, únicamente le queda aprovecharse del trabajo ajeno.