Cargando...

Mentiras arriesgadas

15 de Mayo de 2013

Mentiras arriesgadas

Poco a poco, el equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento de Burgos va descubriendo sus cartas. El otro día escribía yo en estas líneas sobre su falta de interés por crear empleo en la ciudad. Comprobamos que no era ésta su prioridad. Pues bien, ya sabemos de otro de sus desdenes, otra deficiencia en las prioridades del PP: las escuelas infantiles.

Analicemos la situación en tres etapas: 1. El PP se comprometía en el programa electoral con el que se presentó a las elecciones municipales en 2011 a lo siguiente: ???construiremos y pondremos en marcha las nuevas escuelas infantiles de Gamonal Norte y de la Zona Sur como medida de apoyo a la conciliación de la vida laboral y familiar?. Hasta aquí todo correcto. ¡El problema es que sobre el cierre de dos de las tres escuelas infantiles existentes en 2011, no dice nada! A nadie se le escapa que si abrir nuevos centros favorece la conciliación de la vida laboral y familiar, cerrar otros la ha de entorpecer enormemente. 2. El alcalde, en una visita a las obras de la escuela infantil Gamonal Norte el 25 de enero de este año, declaraba: ??se ha hecho un especial esfuerzo en los últimos años y con Gamonal Norte se completaría la red municipal??. ¡Ningún atisbo de cierre en el horizonte! 3. El 19 de marzo, la concejala de Servicios Sociales, Ana Lopidana, anuncia en rueda de prensa la decisión del equipo de gobierno de cerrar las escuelas infantiles ??Río Vena? y ??Gamonal?. Yo a esto lo llamo mentir por omisión, con ocultación grave de la realidad. Además, las razones esgrimidas para el cierre de estas escuelas son simplemente increíbles: en el caso de la de Gamonal, se alega que este espacio era provisional (¡desde 2001!), y sobre la de Río Vena, se airea un informe de 2008 que alega que se encontraba en mal estado. Ahora no sabemos cómo está, pero lo de mantener y arreglar las infraestructuras no va con este equipo de gobierno. Al parecer, prefieren tirarlas. A ver si es que la prioridad del PP va a ser simplemente ganar las próximas elecciones, y resulta que han calculado que ganan más votos con el Pabellón Arena que con estas dos escuelas infantiles, por ejemplo. No quiero ni pensarlo. Porque los burgaleses podrían hartarse de sus mentiras y su mala gestión, decírselo en las urnas, y torcerles el plan. Sería demasiado arriesgado.