Cargando...

Otro fracaso de Aparicio

25 de Septiembre de 2003

Otro fracaso de Aparicio

El alcalde sigue sin defender los intereses de los burgaleses en su desmedido afán por salvaguardar los del Partido Popular, aunque ello perjudique a la ciudad de Burgos. Así se desprende de la reunión mantenida ayer con responsables del Ministerio de Fomento para abordar el desvío del ferrocarril.

Ofende a la inteligencia que el Sr. Aparicio pretenda presentar este nuevo fracaso como si se tratara de una conquista obtenida gracias a su gestión. ??Sinceramente -opina el Grupo de Concejales Socialistas- gestores como este no necesita Burgos?. El ??acuerdo? alcanzado con el Ministerio de Fomento, en virtud del cual los terrenos liberados por el ferrocarril en los municipios de San Mamés, Villalvilla y Rubena pasarán a ser propiedad del Ayuntamiento de Burgos, no puede ser más gravoso para los intereses de Burgos. No puede considerarse de otra manera si tenemos en cuenta que el equipo de Gobierno anterior propugnó que el Ayuntamiento no soportara el coste de los terrenos situados fuera del término municipal de Burgos y cuya expropiación es necesaria para la obra del desvío ferroviario. Esta es una interpretación lógica de los nefastos convenios que se firmaron en su día, pues no tiene mucho sentido que a la ciudad de Burgos se la obligue a asumir la expropiación y pago de terrenos de otros términos municipales. Aparicio renuncia a defender los intereses de la ciudad de Burgos asumiendo que es obligación del Ayuntamiento pagar las expropiaciones que se lleven a cabo en otros términos municipales. A cambio ??trata de engañarnos- el Ayuntamiento recibe los terrenos liberados por el ferrocarril. ??¿Desde cuándo -se preguntan los concejales socialistas- recibir lo que previamente se ha pagado, sin tener ninguna necesidad de hacerlo, es una ganga??. El PSOE desmiente rotundamente que el Ayuntamiento de Burgos reciba algo después de este ??acuerdo?, es más, está en condiciones de afirmar que no recibe nada. Lo razonable sería que los mencionados terrenos fueran cedidos gratuitamente a los municipios de Villalvilla, San Mamés y Rubena, no siendo imaginable que el Ayuntamiento de Burgos pretenda enajenar esos suelos al mejor postor y al margen de los intereses públicos defendidos por los ayuntamientos respectivos. Bien es cierto que, en contra de toda lógica, tampoco extrañaría que Aparicio quisiera convertir al Ayuntamiento de Burgos en promotor inmobiliario en municipios vecinos o que necesitara fincas rústicas para el pasto de la cabaña de semovientes que pueda tener en propiedad la Corporación. Aparicio parece querer reírse de todos los burgaleses intentando convertir un gran fracaso en una maniobra propagandística que busca enmascarar la vergüenza de un ??acuerdo? nefasto para los intereses de Burgos.