Cargando...

Propuesta de que el Monasterio de San Juan se utilice para la celebración de actos civiles funerarios

12 de Noviembre de 2007

Propuesta de que el Monasterio de San Juan se utilice para la celebración de actos civiles funerarios

Ángel Olivares Ramírez, portavoz del Grupo de Concejales Socialistas del Ayuntamiento de Burgos, de acuerdo con lo establecido en el artículo 97 del Real Decreto 2568/1986 por el que se aprueba el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades locales, presenta la siguiente proposición. EXPOSICI?N DE MOTIVOS ??Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas...?. Así comienza el apartado 2º del artículo 9º de nuestra Constitución. El apartado 1º del artículo 16 añade que ??se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y de las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley?. Obligación es de todas las Administraciones Públicas tratar de que principios tan fundamentales se lleven a la realidad de la mejor manera posible. La propuesta que hacemos al Pleno del Ayuntamiento de Burgos trata de mejorar los servicios que proporciona en un terreno en el que dichas libertades se encuentran claramente afectadas. Se trata de los ??servicios funerarios?, competencia que la ley atribuye a los ayuntamientos. No es preciso resaltar que para familiares, amigos y conocidos la definitiva despedida de uno de los suyos tiene una significación profunda, generalmente intensificada por la conmoción y el dolor. El respeto a la voluntad del muerto y de su familia, de acuerdo con sus convicciones y su conciencia, es lo único que, de verdad, da valor a los actos funerales que se proponen llevar a efecto. Si bien es cierto que, desde que entró en vigor la Constitución, ninguna norma obliga a que los ciudadanos hagan lo que no desean, también debemos reconocer que las familias que desean celebrar un acto civil de despedida, digno y en un lugar adecuado, no cuentan precisamente con facilidades. Téngase en cuenta que la celebración de un acto civil no prejuzga la celebración o no de un posterior acto religioso. Al Grupo Municipal Socialista le parece que ha llegado el momento de dar un paso más en el reconocimiento y dignificación de los actos civiles que el Ayuntamiento acoge (tal y como ya hizo con los matrimonios) por una parte, y por otra, en la mejora de los ??servicios funerarios? que proporciona con la adopción del siguiente ACUERDO El Ayuntamiento de Burgos pone al servicio de los burgaleses, a efectos de la celebración de actos civiles de carácter funerario, al menos la Sala Capitular del Monasterio de San Juan, pudiendo eventualmente destinarse a esta finalidad otros locales municipales que pudieran ser adecuados.